jueves, 11 de julio de 2013

LA DOCTRINA DE RESURRECCIÓN TEXTO DEL 10 AL 12

Texto original 10

Los nombres que dan los mundanos, contienen gran engaño, pues sus
corazones son desviados de la realidad hacia la irrealidad. Y quien oye Dios,
no piensa en la realidad si no que es llevado a pensar en la irrealidad. Así también con el Padre y el Hijo y la Espíritu Santa y la vida y la luz y la
Resurrección y la Iglesia, todas las demás, no suelen pensar en la Realidad
sino que son llevados a pensar en la irrealidad. Además aprenden la realidad
de la muerte.

Existen en el sistema; si existieran en la eternidad, no designarían
nada como maldad mundana ni se ubicarían en asuntos mundanos. Hay un
destino para ellos en la eternidad.

Develación texto 10

En el mundo terrestre donde por ley nos corresponde estar, en cada
retorno recibimos nombres karmáticos concordantes a la carga egoica que
hemos ido acumulando a través de los tiempos, cada vez alejándonos más de
la Realidad del Íntimo, a falta de oportuna como continuada y progresiva
Labor Iniciática.

Existen padres de tradición religiosa, espiritualmente honestos,
aunque lastimosamente equivocados, que con muy buenas intenciones,
hacen bautizar simbólicamente a sus hijos llamándolos como: Juan, Pedro,
Pablo, Elías, Jesús, Ángel, Miguel, Rafael, María, Serafín, Samael, etc.,
quienes ya adultos, llegan a cometer una serie de tropelías colmadas de
vicios e inmoralidades, que por supuesto nada tienen en común con las
Sagradas Energías que se les intentó asignar; pero cómo reaccionan burlona
y escépticamente, cuando oyen de algún Ser Despierto manifestarse con
caridad a favor de la humanidad, portando dignamente su Sagrado Signo
Interno.

Actuando con total irresponsabilidad, los terrícolas se han habituado a
depender de formas meramente materiales, aunque engañados pretendan
servir a la espiritualidad, para concluir desconsolados y fracasados, que no
pueden escapar de la muerte.

Al aquerenciarse con las formas pasajeras, las cuales se presentan a
los humanos sentidos como apetitosas golosinas, los dormidos quedan
seducidos por el astuto sistema, descuidando el destino supremo y eterno
que aguarda a quienes, con Pureza y Voluntad, laboran sin cesar en el
Sagrado Eroar, eliminando sus defectos, para renacer con Cuerpos Solares
resplandecientes, a tal punto que dignificados en lo físico como en lo
interno, encarnan ese Espíritu Femenino, Mahatma, Madre Divina o Virgen particular, quien con su Divina Gracia, opera el advenimiento del Hijo
Nuestro que es el Kristo Interno, el que a la vez, nos conduce a la Realidad
del Padre, previa la íntima como Gloriosa Resurrección, con cuya Sagrada
Familia se instituye nuestra Inmortal Trinidad o Pirámide Supra Humana.

Texto original 11

Solamente hay un nombre que no pronuncian en el mundo: el
nombre que el Padre se da a sí mismo en el Hijo. Él lo exalta sobre
cualquier otro nombre. Pues el Hijo no se convertirá en el Padre a menos
que se le diera el nombre del Padre. Cada uno de ellos es realmente
llevado a pensar interiormente en este nombre existente, pero no lo
pronuncian. Pero quienes no lo tienen, tampoco lo piensan. Pues la
Verdad engendra estas palabras en el mundo para nuestro bien. No sería
posible aprenderla sin palabras.

Develación texto 11

Desde el Absoluto Inmanifestado llega hacia Nos, mediante la
emanación del Kristo Cósmico, el Impronunciable Signo Sagrado del
Inefable, quien siendo el Señor del Altísimo, es el Padre Celestial que
llega a ser exaltado por el Hijo Bienamado o Kristo Íntimo, descendiendo
a los infiernos como Thunupa, desdoblado de nuestra Madre Divina, para
emerger luego triunfal y victorioso de entre los calabozos infra psíquicos,
siendo ya Uno con el Padre-Madre y poseedor de su Signo Inmortal.

Quienes transitan el Sendero Iniciático saben que poseen y buscan
encarnar su Signo Sagrado que es eterno, aunque no merezcan conocerlo
de inmediato, y es claro que quienes son indiferentes a su Realidad ni
siquiera lo perciben, pues es sólo buscando la Gnosis Íntima o la Suprema
Verdad, que seremos dignificados para llegar a parlar el Verbo Divino de
nuestra Secreta Palabra reencontrada.

Texto original 12

Ella sola es la Verdad. Crea a la multitud y nos enseña esto sólo en
Amor por medio de muchos.

Develación texto 12

La Gnosis es la excelsa Verdad, de cuyo Verbo Divino o
Ayocosmos, provienen los mundos esparcidos en la inmensidad de la
Creación, y es en su Amor expresado en la Unidad Múltiple Perfecta de
los Kristificados y Kristificantes, que se patentiza la Inmanifestada
Energía que crea y recrea la múltiple dimensión de los espacios existentes
en la inmensidad siempre expansiva de los Universos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas

Flag Counter